La maté porque asesinó a mis hijas: homicidio familiar toma macabro rumbo

Estados Unidos.- Este fin de semana la Fiscalía del estado de Colorado reveló que Chris Watts fue declarado culpable por asesinar a su esposa embarazada y a sus dos hijas.

Las acusaciones hechas por las autoridades suman un total de nueve cargos criminales, tres de ellos por el delito de asesinato en primer grado.

De acuerdo con El Mundo, la acusación formal surgió luego de que un amigo de la familia denunciara la desaparición de Shanann Watts, de 34 años, además de sus hijas Bella, de cuatro años, y Celeste, de tres años; hecho que llevó a las autoridades a una investigación y con ello, la detención de Chris Watts como principal sospechoso.

El acusado, que se desempeñaba como trabajador de una planta petrolera de Colorado reveló que el 13 de agosto mató a su mujer en un ‘ataque de rabia’, luego de ver que su esposa hiciera lo mismo con las dos hijas dentro de su hogar.

Chris Watts explicó a la Policía que, tras comunicarle a su esposa que quería separarse de ella por ‘falta de química’, la mujer tomó la determinación de estrangular a su hija Celeste con el monitor inalámbrico para bebés que tenía instalado en su casa.

En su relato, Chris Watts explicó que no pudo hacer nada por salvar las vidas de sus hijas, pues había encontrado los cuerpos inertes en su cama; ese fue el detonante por el que estranguló a su mujer.

De acuerdo con el informe de la Policía de Colorado, los cuerpos fueron hallados la semana pasada en dos zonas diferentes dentro de un terreno de extracción de petróleo de la compañía en la que trabajaba Watts hasta su despido.

El trágico suceso ha sorprendido a familiares y amigos, pues en ningún momento creyeron capaz a este hombre de llevar a cabo algo así, pues en redes sociales, su mujer Shanann definía a su esposo como el ‘mejor papá que las niñas podrían tener’ y ‘el mejor marido del mundo’.

El acusado comparecerá esta semana ante un juez federal en la ciudad de Greeley y las autoridades tienen más de 60 días para determinar si se pedirá la pena de muerte, un recurso poco usual en Colorado, pues sólo se ha recurrido a ella una vez en los últimos 40 años.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here